Seminario Régimen de Gobierno para un Chile del siglo XXI

Seminario Régimen de Gobierno para un Chile del siglo XXI

lunes, 26 de septiembre de 2016

A 2 años de Ayotzinapa, el caso sigue plagado de dudas


Este lunes 26 de septiembre se cumple en México, y más precisamente en Ayotzinapa, dos años de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas; el caso sigue plagado de dudas y de denuncias de inconsistencias en la investigación, lo que aviva la exigencia de los padres de los jóvenes de lograr justicia y verdad.
Según lo que va de la investigación, los  estudiantes fueron atacados la noche del 25 de septiembre a la madrugada del 26 de septiembre de 2014 en Iguala por policías municipales vinculados con el crimen organizado y supuestamente entregados al cartel local Guerreros Unidos que los hizo desaparecer, aparentemente, con la complicidad o la inacción de otros funcionarios.
Existe una primera versión oficial que sostiene que los  43 jóvenes fueron llevados al basurero de Cocula, donde fueron calcinados, encontrándose que cenizas en un río cercano. En el río se encontró una bolsa con restos, uno de los cuales fue identificado como perteneciente a uno de los estudiantes. Sin embargo, esta versión es cuestionada por los expertos de la  Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y que investigaron más de un año junto a la PGR (Procuraduría General de la República). Pues se basa en testimonios prestados por personas que presentan indicios de haber sido torturados, por lo tanto carecen de comprobación científica, además de ser modificados constantemente.
Los expertos también cuestionaron el trabajo del entonces director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República, Tomás Zerón, a quien los padres de las víctimas acusaron de manipular pruebas.
El fiscal Alfredo Higuera asumió la investigación en junio, cuyo trabajo es mejor visto por los abogados de las víctimas, subrayó que su objetivo es avanzar en el esclarecimiento del caso teniendo en cuenta todo lo aportado hasta ahora por la PGR, los expertos internacionales y la Comisión Nacional de Derechos Humanos y basándose en pruebas sólidas e irrefutables.
Luego de dos años todavía están prófugos actores clave del crimen y hay pruebas en poder del Ejército que no fueron entregadas a la PGR.
Un total de 128 personas han sido detenidas y de ellas 70 están bajo proceso aunque ninguno por desaparición forzada, sino por secuestro, delincuencia organizada o lavado de dinero.
La gran mayoría de los procesados son policías locales, pero también está el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y miembros del cártel de Guerreros Unidos.
Los expertos internacionales cuestionaron también la actuación de funcionarios estatales, policías federales y militares que estuvieron al tanto de los ataques en el momento en que ocurrían.
También hay abierta una pesquisa interna en la PGR sobre la actuación de sus funcionarios y los tribunales deben todavía pronunciarse sobre las acusaciones de tortura.[1]
El presidente Peña Nieto, ha dado declaraciones públicas con motivo de la conmemoración de este crimen, señalando que el foco está puesto en Iguala y que se tomarán las medidas necesarias para llegar al fondo de todo esto. [2]


0 comentarios:

Publicar un comentario