Seminario Régimen de Gobierno para un Chile del siglo XXI

Seminario Régimen de Gobierno para un Chile del siglo XXI

miércoles, 8 de junio de 2016

Noticia internacional: Venezuela

APLICACIÓN DE LA CARTA DEMOCRÁTICA EN VENEZUELA.

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro invocó la Carta Democrática para Venezuela en la cual se detalla a través de un documento de 132 páginas “la situación venezolana, y se convoca a una urgente reunión del Consejo Permanente de la OEA, entre el 10 y 20 de junio en curso, para “una apreciación colectiva”, y decidir las gestiones diplomáticas apropiadas, inclusive los Buenos Oficios.  Se basa, tanto en la Carta de la OEA, el Derecho Internacional y específicamente en la Carta Democrática, para “normalizar la institucionalidad”
Se enfatiza el que corresponde únicamente al Secretario General, según la Resolución 1080 (1991), esta convocatoria; si bien los países también la han solicitado antes para Haití, y los propios países interesados en los casos de Venezuela (2002 por Chávez); Nicaragua (2004 y 2005); Ecuador (2005 y 2010); Bolivia (2005 y 2008); y Honduras por el golpe (2009), bajo el principio de solidaridad regional. Se citan igualmente el Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático del MERCOSUR, el Protocolo Adicional al Tratado Constitutivo de UNASUR, y su cumplimiento de buena fe según el Derecho de los Tratados. La violación del artículo 3 de la Carta de la OEA que incluye, entre los elementos esenciales de la democracia, “la separación e independencia de los poderes públicos”[1]. 
Entre las consecuencias que derivan de “la activación de la Carta Democrática Interamericana se puede acordar la suspensión temporal del Estado Miembro, del ejercicio de su derecho de participación en la OEA. Para que ello se materialice se requiere del voto de los dos tercios de los Estados que conforman la Organización (34 países).
La intervención extranjera directa (Cascos azules u otras fuerzas) no está prevista en ninguno de los contenidos de la Carta Democrática, ya que eso iría en contra de los principios de no intervención, soberanía e independencia de los Estados, fundamentos que rigen el espíritu de la Carta de la Organización de los Estados Americanos (Art.3)”[2].


0 comentarios:

Publicar un comentario